Gestión de entrevistas de trabajo

:>>Gestión de entrevistas de trabajo
Gestión de entrevistas de trabajo 2018-01-29T21:00:45+00:00

GESTION DE ENTREVISTAS DE TRABAJO

La entrevista de trabajo es la última fase del proceso de selección. Es un momento clave que no se puede dejar a la improvisación. Es un encuentro importante en el que tanto entrevistador como entrevistado se conocen y generan unas sensaciones de forma mutua. En función de lo que el candidato transmita, el entrevistador se generará una idea mental del perfil, tanto profesional como personal, de la persona que tiene delante.

Es importante que puedas prepararte cada entrevista a la que te presentas. A continuación, presentamos algunos consejos útiles para abordar una entrevista de trabajo:

  • Es conveniente pensar qué ropa y accesorios puedes ponerte en la entrevista y lo que quieres transmitir según el tipo de trabajo. Es importante que vayas cómodo y que puedas ser tú mismo, a la vez que buscas sintonizar con los valores de la empresa a la que estás intentando acceder y a las características esperadas para el puesto.
  • Revisa y clarifica qué quieres enfatizar de tu experiencia, formación y competencias, en función del puesto de trabajo al que optas. Puedes intentar saber de antemano el máximo de información sobre el puesto al que optas, para ver qué parte de tu experiencia, formación y competencias pueden ayudarte a enfrentarlo mejor. En ocasiones, algunas actividades realizadas a lo largo de la vida, fuera del ámbito laboral, permiten desarrollar recursos que pueden ser muy útiles para afrontar algunos puestos de trabajo.
  • Infórmate sobre la empresa a la que presentas tu candidatura, el ámbito de actividad y el sector al que pertenece, para ayudarte a mostrar qué puedes ofrecerle. Cuanto más sepas sobre la empresa a la que optas, probablemente tendrás más recursos que podrán mejorar tu desempeño en la entrevista. Además, lo más probable, es que el entrevistador valore positivamente que hayas estado buscando información sobre la empresa y que muestras interés por la misma.
  • Tener en cuenta el tipo de preguntas que te pueden hacer y cómo saber responderlas. Toda pregunta tiene una finalidad, no se hacen sin razón. Es por ello por lo que hay que indagar qué preguntas se pueden hacer. Prepararte las respuestas que quieres dar, puede ayudar a mejorar tu capacidad de reacción, lo que se valora positivamente. El entrevistador busca identificar cuáles son tus motivaciones y aspiraciones profesionales, así como, comprobar si tu personalidad se adapta al perfil que buscan. Es importante pensar lo que el entrevistador puede estar buscando y esperando, para poder destacar las características que tengas en esa línea. Describir tus virtudes en función del tipo de trabajador que está buscando la empresa para el puesto al que aspiras. Por ejemplo, resaltar la iniciativa y capacidad de motivar, si es un puesto que implica liderazgo. La actitud positiva y atracción por las relaciones sociales, si el trabajo es de cara al público. Es importante mostrar las razones que te impulsaron a formarte o desempeñarte en un área en particular.
  • Estar tranquilo y seguro de ti mismo. Intenta motivarte y no presionarte. Muchas veces, estar relajados y sentir confianza es la mejor estrategia para poder tener un buen desempeño. Tómate un tiempo antes de la entrevista para respirar hondo y bajar tus pulsaciones. La respiración es un regulador muy potente y, si respirar profundamente, eso te ayudará a calmarte. También que los 5 minutos antes de la entrevista te hables a ti mismo de forma positiva y te visualices abordando la entrevista con éxito ayudará a conseguir el efecto deseado.
  • No mientas, sé natural y aunque no sepas algo intenta añadir alguna fortaleza que pueda ayudar a compensar lo que falta. Por ejemplo, no tengo experiencia en ese campo, pero aprendo deprisa o me gusta aprender cosas nuevas. La actitud positiva siempre es garantía de éxito, si el entrevistador puede detectarla en ti para compensar lo que te falta para ese puesto, es más probable que tenga en cuenta tu candidatura a pesar de no completar al 100% algunas necesidades del puesto.
  • Ten en cuenta tu trayectoria formativa. Es probable que comprueben congruencia entre lo que estudiaste y el trabajo a realizar. Busca la respuesta que ayude a reducir cualquier tipo de incoherencia entre estudios y trabajo. Es positivo mostrar coherencia entre los pasos que has dado y lo que te ha llevado a hacerlo.
  • Los períodos de tiempo sin actividad formativa o laboral suelen ser puntos negativos a la hora de la selección de personal. Es positivo que puedas tener argumentos que expliquen esos vacíos en el currículo, reflejando que has podido aprovechar el tiempo en algo útil y beneficioso.
  • Es posible que haya alguna pregunta que te descoloque, la cual tenga el objetivo de observar tu forma de responder e improvisar. No es necesario dar una respuesta exacta o correcta, sino la forma de hacer frente a esa situación. Por ejemplo, ¿cuántas sartenes hay en Madrid? Intenta resaltar tu capacidad de razonamiento y solución de problemas, aunque este tipo de preguntas no son tan comunes, es bueno que sepas que te puede ocurrir.
  • Es importante que tengas claro tus puntos fuertes y débiles. No intentes mostrar que eres perfecto, más bien sé natural hablando de tus defectos y virtudes. Cuando hables de tus defectos, que se vea reflejado que no va a afectar al cargo que optas y que has generado recursos para compensarlos. Evita respuestas típicas e intenta desmarcarte.
  • Evita hacer demasiadas preguntas sobre el cargo, especialmente en temas de ingresos, vacaciones, etc. Espera a que te den toda la información.

¿Cómo puede ayudar un psicólogo a la gestión de entrevista?

Podemos ayudarte a mejorar tu autoconfianza, fortalecer recursos emocionales para potenciar tu desempeño en las entrevistas. Trabajar en la imagen de uno mismo es clave para la proyección que se haga al entrevistador. Muchas personas no son conscientes de lo que transmiten a los demás y se encuentran con reacciones no esperadas. Por eso es muy importante conocerse bien y no de manera sesgada a la hora de hacer una entrevista.

A su vez, la terapia puede ser un espacio beneficioso para poder ordenar las experiencias previas, expectativas, deseos y frustraciones, que están relacionadas con la vida profesional. Esto puede ayudarte a sumar recursos y herramientas para conseguir el trabajo que necesitas y deseas.

¿QUÉ PROFESIONALES PUEDEN AYUDARME?

Mariana Luque Santoro
Mariana Luque SantoroNº de colegiada M-28675
  • Licenciada en Psicología especialidad clínica.
  • Máster en Psicología de la Salud y Práctica Clínica por la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid.
  • Máster en Psicología General Sanitaria por la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid.
  • Experta en Evaluación Psicológica con test Psicométricos y Proyectivos en población Infanto-​juvenil y de Adultos.
  • Especialista en Mediación Familiar.
  • Especialista en Violencia de Género.
  • Experta en Mindfulness para la gestión del estrés y la prevención de la depresión.
  • Experta en técnica de Caja de Arena para la gestión de problemas emocionales y contenidos traumáticos.
  • Experiencia en evaluación psicológica y psicoterapia infantil (duelos, dificultades para la gestión emocional, relación padres-hijos, trastornos del apego).
  • Experiencia en evaluación psicológica y psicoterapia para adultos (problemas de ansiedad, depresión, dependencia emocional, malos tratos, trauma complejo, etc).

Estamos a tu disposición para ayudarte en lo que necesites.
Contacta con nosotros

Contáctenos

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar