Sexualidad

:>Sexualidad
Sexualidad 2017-09-12T09:14:15+00:00

SEXUALIDAD

En la actividad sexual humana hay 3 fases fundamentales:

  • Primera fase: fase de deseo.
  • Segunda fase: fase de excitación-orgasmo.
  • Tercera fase: fase de satisfacción.

En contraposición a lo que comúnmente se cree, los problemas en la fase de deseo raramente son el origen de las disfunciones sexuales. El deseo es innato en los seres humanos y es difícil de inhibir. Son problemas en las fases posteriores (fase de excitación-orgasmo y fase de satisfacción) los que generan los problemas sexuales.

Si la fase de satisfacción es inadecuada (“qué mal lo he hecho”), aumentan las expectativas y la anticipación negativas de cara a las próximas relaciones, aumentando la ansiedad.

La anticipación y expectativas negativas llevan a “forzarse” y “reforzarse”, provocando bloqueo, problemas en fases previas (fase de excitación-orgasmo) y eventualmente, inhibición del deseo.

Entre las principales causas de las disfunciones sexuales encontramos: falta de información (mitos, ignorancia), falta de habilidades (conductas o actividades inadecuadas), actitudes negativas (prejuicios sobre el sexo y sus consecuencias), conflictos de pareja, problemas de salud (hipotiroidismo), medicación, estrés, etc. Como podemos observar, el origen de estas disfunciones es fundamentalmente psicológico.

CUÁNDO CONSIDERAMOS QUE HAY UN PROBLEMA SEXUAL

Los trastornos sexuales abarcan una amplia gama de dificultades, de carácter orgánico o psicológico, que producen que la persona no pueda disfrutar plenamente de actividades sexuales, y, por lo tanto, provocan malestar y una disminución en la calidad de vida. Es importante diferenciar dos aspectos: por un lado el hecho de que en las parejas aparezca en algún momento de la relación una disminución de la libido y de la frecuencia de las relaciones sexuales, asociado normalmente al ritmo de la vida cotidiana que hace que centremos nuestra atención en otros aspectos como el laboral, económico o familiar; y, por otro lado, la aparición de trastornos sexuales, que son problemas mucho más complejos y que necesitan ser tratados para que no afecten de manera negativa al bienestar y a la relación de pareja.

TIPOS DE TRASTORNOS SEXUALES

Es importante realizar una exhaustiva evaluación del origen de la disfunción o disfunciones sexuales presentes en la persona para poder llevar a cabo una adecuada intervención psicológica.

Trastorno del deseo hipoactivo
Trastorno del deseo hiperactivo
Trastorno por aversión al sexo
Disfunción eréctil o impotencia
Eyaculación precoz
Eyaculación retardada
Anorgasmia
Vaginismo
Dispareunia

CAUSAS DE LOS TRASTORNOS SEXUALES

Los problemas sexuales pueden tener múltiples causas, pero suelen clasificarse en:

– Factores psicológicos: podemos hablar de tres subtipos de factores que contribuyen a que surjan los trastornos sexuales de causa psicológica. En primer lugar los factores predisponentes que incluyen las experiencias tempranas de la vida, entre ellos encontramos: una educación represora; malas relaciones familiares; una información sexual inadecuada; primeras experiencias sexuales traumáticas; la inseguridad temprana en el desempeño sexual; etc.

En segundo lugar se encuentran los factores precipitantes, que se refieren a los sucesos o experiencias asociadas a la aparición inicial de un trastorno sexual, entre los que podemos destacar: la alteración general de la relación de pareja; el nacimiento de un hijo; la infidelidad; expectativas no razonables con respecto a la pareja y el sexo; una disfunción sexual en el otro miembro de la pareja; una reacción a factores orgánicos; la edad; episodios de ansiedad o depresión; experiencias sexuales traumáticas; etc.

Finalmente, los factores de mantenimiento, que son los que explican por qué persiste la disfunción. Entre estos se encuentran los siguientes: ansiedad por el rendimiento sexual; anticipación del fracaso; culpabilidad; pérdida temporal o prolongada de la atracción hacia la pareja; una pobre comunicación entre los miembros de la pareja; conflictos y desavenencias en la relación en general; miedos y temores a la intimidad; una autoimagen distorsionada; información sexual inadecuada o desfasada; creencia y sostenimiento de algunos mitos sexuales; limitaciones en los juegos eróticos; etc.

– Factores orgánicos: es poco común, pero hay algunas situaciones concretas que pueden asociarse con alguna condición orgánica. Por ejemplo, la aparición de ciertas enfermedades (esclerosis múltiple, tumores, desórdenes endocrinos, deficiencias hormonales, etc.), haber sido sometido/a a algún tipo de cirugía o el empleo de fármacos (por ejemplo los antidepresivos, narcóticos o antihistamínicos) y drogas (por ejemplo el alcohol, la nicotina).

¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE EL MANTENIMIENTO DE LOS PROBLEMAS SEXUALES?

Los problemas sexuales no sólo afectan al área de la satisfacción y el disfrute de una relación sexual plena, sino que trascienden a otras áreas de los individuos como son a la relación de pareja y a la valoración que uno hace de sí mismo. En cuanto a la relación de pareja, aparecen problemas debido a que el sexo, al no llegar a cumplir la función de satisfacer a la pareja, puede crear un círculo vicioso en el que aumenta el miedo y la aparición de bloqueos psicológicos que hacen más difícil aún la satisfacción sexual. También pueden aparecer problemas debido a la falta de comunicación por parte de la persona que sufre el trastorno, al sentirse avergonzada e insegura a la hora de compartir tales sentimientos, lo que genera un gran distanciamiento emocional entre los miembros de la pareja.

Por último, en cuanto a la valoración que uno hace de sí mismo, pueden aparecer problemas de autoestima. Este hecho es debido a la idea, tanto del hombre como de la mujer, de no ser completos al no producir la satisfacción sexual en la relación, lo que hace que su autoestima disminuya.

TRATAMIENTO DE LOS TRASTORNOS SEXUALES

En el Centro de Psicología Arganzuela contamos con una serie de terapeutas especializados en el área de la Sexología que ponen a tu disposición las mejores técnicas para solucionar tus problemas sexuales. La eficacia de estas técnicas depende del problema que se trate, siendo específicas para cada caso.

En términos generales, el tratamiento va encaminado a realizar una terapia individual para conocer el origen y las causas, así como los factores que están manteniendo el problema en la actualidad. También realizamos terapia de pareja en caso de que existan conflictos no resueltos entre ambas partes que sean los causantes o los que mantienen tal problema. Además, trabajamos para fomentar la buena comunicación y cohesión referente a lo sexual en la pareja y proporcionamos información y educación sexual sana y adecuada, libre de cargas morales.

Para iniciar el entrenamiento en conductas sexuales y habilidades sociales es imprescindible reducir la ansiedad que pueden generar las disfunciones, a través de ejercicios sexuales que se pueden realizar tanto a nivel individual como a nivel de pareja.

Nuestros especialistas también utilizan otras técnicas, como la llamada focalización sensorial, cuyo objetivo es recuperar sensaciones, actitudes y respuestas positivas y placenteras en la eroticidad y sensualidad.

Por norma general, los trastornos sexuales suelen ser los más fáciles de superar y la terapia sexual centrada en los síntomas psicológicos es muy eficaz. Por ello, si estás sufriendo algún problema de este tipo no dudes en ponerte en contacto con nosotros llamando al teléfono 91 473 57 84 o envíanos un mail. Podemos ayudarte.

¿QUÉ PROFESIONALES PUEDEN AYUDARME?

Vera Celada Victoria
Vera Celada VictoriaNº de colegiada M-27178
  • Licenciada por la Universidad Complutense de Madrid con especialidad en psicología clínica y salud.
  • Psicóloga General Sanitaria.
  • Máster en Inteligencia Emocional e Intervención en Emociones y Salud por la U.C.M.
  • Experto en Intervención Psicológica con Víctimas de violencia de género.
  • Terapeuta EMDR.
  • Amplia experiencia y formación en Terapia Familiar Sistémica.
  • Experto en Psicoterapia con Niños y adolescentes.
  • Experiencia en terapia individual con adultos (ansiedad, depresión, problemas de autoestima, trastorno de alimentación, adicciones, rupturas, duelos, dolor crónico, fobias, problemas familiares…).
  • Experiencia en terapia infanto-juvenil (ansiedad, miedos, fobias, problemas escolares, bullying, rabietas, problemas familiares…)
  • Experiencia en terapias grupales: Obesidad, habilidades sociales, inteligencia emocional, adicciones y ludopatías, terapias multifamiliares.
  • Experiencia y desarrollo de programas de prevención en primaria y secundaria.
  • Experta en técnicas de biofeedback.
  • Experta en la técnica de la caja de arena.
  • Experta en terapia breve centrada en soluciones.
  • Experta en técnicas psicodramáticas.

Estamos a tu disposición para ayudarte en lo que necesites.
Contacta con nosotros

Contáctenos

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar