ARTÍCULO: EL CONTROL DE ESFÍNTERES

:>>>ARTÍCULO: EL CONTROL DE ESFÍNTERES

ARTÍCULO: EL CONTROL DE ESFÍNTERES

 

Una de las consultas más frecuentes que nos traen los padres, suele estar relacionada con problemas de sus hijos para el logro del control de esfínteres.

 

Los procesos evolutivos relacionados con esta adquisición, suelen tener lugar en la mayoría de los niños entre los 18 y los 48 meses de edad.

Además de la maduración a nivel biológico, que es un requisito necesario para el logro de este hito, existen múltiples factores que influyen en su adquisición.

Entre ellos se encuentra el desarrollo socioemocional del niño, su nivel de funcionamiento cognitivo, así como elementos psicológicos presentes en el vínculo entre el niño y sus padres. En cuanto a este último, el control de esta función, puede representar aspectos simbólicos significativos para el niño y su relación con el entorno, que sigue a su vez un proceso de desarrollo y pueden estar manifestando un conflicto.

enuresisA pesar de que la encopresis o enuresis, entendida como la evacuación involuntaria o intencional, en niños mayores de 4 años, no define un cuadro psicopatológico único, existen algunos elementos que suelen estar presentes en niños con este problema. Éstos, pueden estar asociados a problemas en el aprendizaje del control de la micción, la evacuación y las respuestas involucradas en la continencia.

Muchas veces, este proceso puede simbolizar aspectos más profundos de conflicto para el mundo interno del niño. Como por ejemplo, temas relacionados con la gratificación y el placer, la culpa, la vergüenza, así como elementos de poder, la agresividad y la necesidad de reafirmarse a sí mismos. La presencia de este tipo de problemas en nuestro hijo, puede ser un elemento de alarma para buscar ayuda profesional que nos oriente en su resolución.

Algunos aspectos generales que pueden ayudar a los padres en el logro del proceso del control de esfínteres pueden ser: enseñar al niño las distintas partes del cuerpo involucradas, repetirle términos relacionados con el retrete y objetos asociados al baño, ayudarle a identificar y discriminar la sensación de estar limpio y es agradable, versus estar sucio y haberse hecho, enseñarle a reconocer las señales corporales de que necesita orinar o defecar, entre otros.

2017-03-06T10:13:02+00:00julio, 2015|Psicología infantil|

Cita Online
close slider